lunes, agosto 25, 2008

Escaladas por Pedrosa







Parece que estamos afincados a este lugar este verano, este finde, después de currar en los Oscos dando un pequeño curso de escalada a veinteñaros/as de diversos puntos de la geografía española, ya que están haciendo un campo de trabajo en Santa Eulalia, nos fuimos para Pedrosa. Solo la excursión ya merecio la pena, pasamos por Grandas de Salime, Puerto El Palo, Leitariegos, Babia, por debajo de las Peñas del Prado y llegamos a Pedrosa. Allí coincidimos con Colín y su chica, buena compañía. En mente un proyecto conectar vías ya realizadas: entrar por el Techo del Jaime (desde mi punto de vista mal llamado, ya que Jaime la había bautizado como Fiebre en los dedos...pero ya no vamos a conocer su opinión) y salir por Fandango. Un par de pegues, quedan los puntos de unión controlados, pero el calor es demasiado para escalar agusto y como es una vía que utiliza cuatro itinerarios y Colín precisamente no está a pie de vía con los brazos cruzados hay que dejarlo para mejor ocasión...mejor ir al bar a tomarse unas cervezas.

Domingo, madrugamos, hay que cambiar la estrategia, café viendo el partidazo de baloncesto y como la derrota estaba casi asegurada no aguantamos hasta el final, hay que ir a escalar YA, antes de que llegue gente y no pueda utilizar las vías como yo quiero. Caliento poniendo cintas, segundo pegue, caigo en el Jaime, y creía que lo tenía controlado, siguiente pegue: chapas las cuatro primeras del Jaime, atraviesas para la izquierda por unas regletas y un lateral, sacas el brazo izquierdo en plan gancheto brazo a pillar la fisura del aprendiz del brujo, subes hasta el descanso, respiras un poco, recuperas y piensas "escala o revienta" un par de gritos para quitar la tensión y coges el bidedo de demiurgo, pasas al tridedo de demiurgo y ganchetobrazo a tope de envargadura a pillar la fisura del Fandango, uf uf uf. Paso final cabrón para llegar a lo que ya es fácil. Resultado, propuesta de 8a+/b, hay queda el tema. Doce cintas, llevar largas porque el recorrido así lo exige.


La estrategia fue la adecuada, por la mañana la roca aún fría, permite escalar, el pié de vía, calor, mucho calor, me recordó una ocasión al que Frida le pusimos un gorro sobre la cabeza y no se lo quitó en un largo tiempo porque no tenía ninguna sombra...y es que hay veces que los perros aún siguiendo a los amos, saben más que estos y cuando no se puede estar en un sitio, mejor no estar. Después de una frugal comida y su correspondiente digestión, para terminar del finde, nos vamos a correr a la pista de Wamba, una horina cuesta arriba y cuesta abajo entre la niebla para acabar reventados y después de unas cervezas en Felechosa entrar a la cama como cohetes... que hoy hay que currar...ESA PRIMITIVA ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡YYYYYYAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!