martes, agosto 02, 2011

Análisis del Cinch

Tras volver de correr por la mañana, antes de ducharme e irme a currar, estirando un poco, suelo ver y escuchar las noticias de la mañana, mas que nada, para darse cuenta en el mundo en el que vive uno y ver con depresión como luce el sol en toda la Iberia excepto en un rincón del incomunicado Norte, es decir, sin AVE. Es curioso, menudo verano en el país Asturias a diferencia de la Nación Española (como dice el Sr. Cascos), parece febrero, no está frío pero sí que llueve un día sí y otro también. Necesito el sol, y por ese motivo, estas tres últimas semanas escalé en el norte de León, Valdehuesa y Cerulleda es por donde más estuve estos días.

Uno de los días, en Valdehuesa, me encuentro a conocidos de Galicia, y hablando sobre distintos elementos de seguridad de nuestro material, analizamos el Cinch. Dicho artilugio, lo utilizo desde hace mas o menos cinco años, en ese periodo de tiempo me llevo comprado ya dos, y creo que en breve tendré que sumar en la cesta de la compra un tercero. Me gusta su mecanismo de funcionamiento, desde mi punto de vista, es de los más seguros, muy fácil de usar, las probabilidades de equivocación en su uso son prácticamente nulas, su peso es muy reducido, su tamaño también, pero...tiene un defecto. El material con el que está fabricado es muy blando y esto implica que cuando comienza su desgaste su capacidad de frenado pierde mucha fiabilidad. La mejor prueba es una vez que está un escalador colgado en la reunión y antes de bajarlo, comprobar el deslizamiento de la cuerda por el artilugio, si se queda completamente bloqueado con el peso del escalador, todo correcto, pero si la cuerda se desliza...lo mejor, guardarlo como elemento de colección y comprar otro nuevo para su uso. Ya han ocurrido varios accidentes por dicho motivo y personalmente en mis propias carnes, comprobé que ante un simple "pilla" me bajé un par de metros porque el artilugio no frenó...lo que tenía que frenar. Si hacemos vías lasgas de conti, con rozamientos, si al aparato no le damos la fuerza suficiente para su frenado, la zona central por donde corre la cuerda de metal (es de forma cilíndrica) está pulida por su uso y el asegurador no tiene la mano donde la tiene que tener...
Sin embargo, lo dicho, de lo que he probado hasta ahora, lo mejor.

3 comentarios:

Pablo dijo...

gracias por la información Boza

Juan dijo...

con que diametro de cuerda y despues de cuanto tiempo de uso del cinch te ocurrio lo que comentas?

Alberto Boza dijo...

Utilizo cuerdas de 9,8mm y lo del tiempo no es una variable clave, sino metros de escalada utilizando el cinch...que fueron unos cuantos km. Lo dicho, un artilugio muy bueno, con el único problema del material fabricado que es un poco blando.