martes, septiembre 14, 2010

Vadiello, Riglos, Rodellar y Poo

La pasada semana estuvimos cuatro días por Huesca, en Vadiello, Riglos y Rodellar. En Vadiello el sábado, con calor pero se podía escalar perfectamente, el domingo nos fuímos a Riglos, con más calor, estuve en un sector que me gusta mucho, La Balsa, vías deportivas de caliza, ¿En Riglos? Sí, en Riglos. Yo creo que el primer cartel del Memorial Enrique Montes era en ese muro, bonito muro ligeramente desplomado, con vías disfrutonas, actualmente bien equipado y unas vistas muy rigleras, posteriormente cuando ya no se podía escalar más por el sol nos dimos una pateada subiendo por detrás de la Visera para pasar el circo de verano, subimos y bajamos a lo que dábamos, terminamos rotos. Los dos días siguientes en Rodellar, el lunes y el martes, estaba muy tranquilo, se nota que ahora hay que pagar por aparcar en el parking, al menos hasta el 30 de septiembre. Estuve escalando con Javi Orivé, eterna juventud el muy cabrón, nos lo pasamos bien y yo terminé derrotado. El miercoles, de vuelta a casa, paradita en Poo para hacer unos larguinos, donde coincidimos con una pareja langreana muy peculiar, unos lolos en muchas facetas deportivas, los conozco de muchos años y nos tenemos cariño mutuo, siempre un placer estar con ellos, risas garantizadas. El jueves y el viernes recuperar los dedos porque el sábado había que cambiar de tercio. Ya lo contaré.


Javier Orivé, Chochín, paseándose por Expansiva + IVA
Todo para nosotros, muy poca gente para ser principios de septiembre.
Comienza el día...al ataque!!!!
Todo el muro para mí, increible.
De vuelta al pueblo, últimas luces.
Circo de verano. Riglos.

Acogedor pie de vía en sector referencia a nivel internacional por cantidad de novenos, patético, Guara Parque Natural de ¿Guarros?.

Murazo de Poo


1 comentario:

César dijo...

Que recuerdos oir, aunque sea de casualidad, sobre Javier Orive. Fue monitor mio cuando yo tenia 9 años por Bujaruelo, y emparte culpable de que descubriese que se podia hacer mas que zascandilear y trepar por las piedras.
(¿es este Francisco Javier Orive del Boalo?)