jueves, junio 07, 2012

Travesera de Redes: Soto de Agues-Orlé

Es martes día 5, son las 5.50, estamos Roberto, Damián, Raúl y yo ultimando el material para salir, en Soto de Agues. A las 6 en punto, 3, 2, 1, salida, dirección a Orlé... Vamos a realizar un recorrido de 65km, con un sumatorio de desnivel positivo de 4.704 m y negativo de 4.467 m.


Empezamos corriendo por la ruta del Alba, en la Vega nos desviamos para Isorno, nada más empezar las cuestas nos cruzamos con dos venaos, un macho poderoso y su hembra, el destino es favorable, perfecto.

Rober en las últimas rampas hacia Isorno

Collada Isorno
Totalmente de día llegamos a Isorno, el primer desnivel positivo de 750m superado y bajamos dirección Caleao, un paisano se cruza con nosotros, no da crédito. Llegamos a Caleao, llevamos una hora y media, cojonudo, seguimos dirección Ubales por los Arrudos, seguimos corriendo, alcanzamos a otro paisano, casi le da un infarto cuando aparecemos por detrás de él, estaba sordo como una tapia y cuando aparecimos pegó un salto de la hostia, empezó a maldecirnos y a cagarse en todo... Llegamos a la Fontona, primera parada a hidratar y comer algo.

Aquí ponemos el wikiloc en pausa, y no nos acordamos de él hasta después de un cacho, en la gráfica también hay un salto un poco extraño en la zona final, posiblemente dejó de comunicar, lo dicho en el post anterior.

Seguimos por el bosque hasta Mayá Roxecu en donde volvemos a realizar una parada para cargar líquidos.


Seguimos por la Mayá Llede dirección Collau Ubales.




Desde aquí, giramos a la derecha para bajar al Llagu Ubales

Seguimos dirección collau Acebal, y desde aquí nos encaminamos hacia Peña del Viento.


 

Llegamos a Peña Viento, 2000m, son las 11 de la mañana, ni nos lo creemos, aprovechamos para comer, hidratarnos, en los teléfonos entran sms, mails y llamadas dándonos ánimos...en un descuido, por currar en donde no hay que currar, se me cae la cámara monte abajo...la vemos bajar en cámara lenta, dentro de su funda, la cabrona que no para, que no para, no para hasta abajo. Me tiro a buscarla lo más rápido que puedo, mis compañeros me siguen, es complejo entre cotolla...Damián motivado por la cena a quien la encuentre saca su mirada telescópica y la localiza, la miro, la pruebo y no funciona, le doy unos golpes...y como nueva. Volvemos a subir al collado entre Peña Viento y Rapaina y nos bajamos por su pedrero dirección Valdevezón.

Desde Valdevezón nos vamos a Brañagallones.

En Brañagallones hacemos otra paradina para cargar agua, y corriendo para Bezanes, que nos espera la comida y unas cervezas.
Bajando a Bezanes nos encontramos con José, hermano de Damián, que ha dejado una furgo en Bezanes cargada de comida, isotónicas y ropa para cambiarse.

Llegamos a Bezanes, lo primero, parada en el chigre, unas cervezas tranquilamente para comentar la jugada, en el bar flipan con nuestros olores corporales... nos vamos al aparcamiento a cambiarnos y a comer un poco.
A las 15.20 continuamos, un calor que la hostia y tras farturar con al arroz de Damián, imposible correr, subimos por la carretera, pasamos La Foz, nos encontramos con Javier Arienza y piensa que nos estamos quedando con él al preguntar de donde venimos y a donde vamos. Al llegar a la cantera cogemos la pista dirección Mayá Juacu. Vamos a buen ritmo, sin correr pero rápidos, el calor aprieta, el cansancio empieza a sentirse, la cuesta es un cuestón. En Mayá Juacu hidratamos, corre el viento y recuperamos. Subimos rápido a Capiella.
Desde allí, es dejarse caer unos cuantos kilómetros, primero por terreno no muy definido y desde Conforcos por buen camino hasta Orlé, bajamos trotando, llegamos a las 18.10.



Muy buena experiencia, con excelente compañía y un día maravilloso, no se puede pedir más. Fue perfecto.

Más información en el blog de Rober:
http://trasteruexpress.blogspot.com.es/
Y en Wikiloc de Raúl:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/user.do?name=Raul%20Mencia

2 comentarios:

Diego dijo...

Espectacular, qué pasada! Qué envidia!
Ojo con el nombre que lo voy a registrar...
Un saludo

Alberto Boza dijo...

Estuvo muy bien. Se preparó y planificó con tiempo y así las cosas se disfrutan mucho más. Un fuerte abrazo.