jueves, septiembre 27, 2012

Los Meses. Jacetania. Huesca.

En el mes de agosto estuvimos un par de días por esta zona de la Jacetania, escapando del calor. Me gustó. La reciente guía de Patricia Árias y Rafael Galán (curioso que ambos apellidos sean asturianos) facilita la información de la zona.

El entorno es precioso, la roca es caliza, tipo a Salvatierra de Escá. Encontraremos placas verticales, algún desplome y en el sector Días de Lluvia un buen muro para apretar.

Para llegar a los muros, aparcaremos en el arcén, cerca de una parada de bus, en Canfranc pueblo, en la carretera que sube hacia Somport. Una vez que hemos aparcado, caminaremos por la carretera dirección Jaca unos cincuenta metros hasta que salga a nuestra derecha el GR 11.1 dirección Gabardito. Cuando llevamos caminando unos quince minutos, después de unos zig zag por el bosque, nos encontramos con un cartel que indica la zona de escalada.

Por la tarde, disfrutábamos con unas carreras por el valle de Izas dirección Formigal, un bonito lugar en verano, tiene que ser la hostia en invierno...

Bajamos a la Hoya de Huesca para pasar unos días de calor antes de volver para casa, Riglos, parada obligada para mí desde el verano del 91, todos los años hay que escalar allí unos días, así como desayunar en Ayerbe :

lunes, septiembre 24, 2012

Valle de Aller

El fin de semana nos lo pasamos en el Valle de Aller, escalando en Cuevas y Pelúgano. En Cuevas, nadie trepando, un día de bastante calor, con brisa, no se estaba mal.
A la tarde, con ganas de ir a escuchar y ver "berrar los venaos" nos subimos desde Felechosa al Fito Felguera, a los pies del Retriñón. Este año han bajado el número de venaos, se les oye "berrar" pero no es lo de años anteriores.




Esta temporada de "Berreas", el mejor lugar para participar en ella, para alojarte, en el Parque Natural de Redes y Reserva de la Biosfera:
http://www.albergueredes.com/#!actividades-anuncios


 Ayer, estuvimos en Pelúgano, un bonito día, de vez en cuando bastante viento.
Por la tarde, subir a Peña Mea corriendo, con viento y lluvia, espectacular.

viernes, septiembre 21, 2012

Vadiello

En el mes de agosto, estuvimos un par de días por esta escuela cerca de Huesca. Durante esos dos días parecía que Vadiello se reducía tan solo a la Pared del muerto. El sector, con numerosas nuevas aperturas durante estos últimos años y que han dejado el muro lleno de nuevas lineas, es una de las mejores propuestas para los visitantes. Acercamientos rápidos, o casi nulos, muros de longitud y sombra.

La guía Escaladas en Vadiello de Óscar Buil y Javier Oliván, editada en julio de 2010, es un muy buen trabajo. En este sector, faltan las nuevas vías, la mayoría, aun así, es una referencia a tener en cuenta.

Personalmente, por el estilo de escalada, siempre me gustó más la Pared del río. También recibió la visita anual.

lunes, septiembre 17, 2012

Por Picos y Redes.

Madrugas, te levantas, aún de noche comienzas a caminar, las primeras luces iluminan las caras orientadas al este, quizás el momento más bonito del día. La fuerza del sol.





El aparcamiento está lleno, a diferencia de casi todo el verano. Hoy me acompañan tres personas, las tres comenzaron a escalar en momentos distintos, pero con el mismo. Hoy va a ser un día especial para ellos, y para mí también.


Es un día caluroso. Escalando hay gente, pero tampoco demasiada. En la cumbre, prácticamente se ve todo lo que el ojo humano puede ver. Rapelamos, nos tiran unas piedras del tamaño de un balón, no piden ni perdón. Mientras que recogemos nuestras cuerdas y material, en la base, llegan los tirapiedras, rapelando saltándose los turnos han bajado rápido, cuando se dan cuenta que somos los afectados por su forma de bajar la canal, todavía increpan que escalar en Picos implica riesgos, sino mejor estar en casa.
Vaya sabios, venían de la Cepeda, los muy alpinistas.

Volviendo a Pandébano, las secuelas de un verano haciendo bastante monte, una vieja infección en el dedo gordo, el calzado apretado, el calor, las reservas de energía que se van terminando... unos días sin poder calzarme un pies de gato y cuidar el dedo.


Al día siguiente. Un espectáculo único, en Redes, esta quincena, subes al medio día una cumbre, elegimos el Tiatordos, en su espectácular cumbre, una nube de moscas.

Bajamos con las últimas luces del día, te sientas en el monte, a escuchar los sonidos de la "verrea", los sonidos de la naturaleza, estamos en silencio, solos, escuchas la naturaleza y te escuchas a tí. Un placer.



jueves, septiembre 13, 2012

Anfepaz. Cara Sur. Urriellu.

La última ruta que escalé en Urriellu fue la Anfepaz (marcada de negro en la foto), ya la había escalado un par de ocasiones más, sin embargo la última vez que estuve escalando la cercana Pecadillu, situada a su izquierda, me había fijado en la vía y había algo que no me cuadraba...y por eso la quería volver a repetir.

Cuando hicimos Pecadillu Miguel y yo hace un par de años, flipé con el primer largo, un largo descompuesto, difícil de proteger, a diferencia de los siguientes que ya tienen parabolt, aunque en algunos pasajes con distancia. Pecadillu ya la había realizado también con anterioridad de realizarla con Miguel y no la recordaba así, por lo tanto quería volver a la Anfepaz, para refrescar memoria...y me encontré con lo pensaba que me encontraría.

La vía es fruto del trabajo de Tino Núñez y Pablo London en el año 1986, está situada a la izquierda de la clásica Víctor, la siguiente a la izquierda  de la vía "Me refugio en la bebida". Una referencia es el techo que hay a treinta metros del suelo, en donde hace el ángulo dicho techo, debajo, es donde se encuentra la primera reunión. La guía roja de Picos de Europa, marca en material, friend del 2, la reciente de picos, vía con chapas. Yo solo en el primer largo metí, un friend, dos empotradores, y tres puentes de roca...menos mal que desplazamos material en la mochila, aún subiendo de Pandébano y bajamos en el día.

El primer largo, me lo encontré como pensaba que me lo encontraría, muy roto en la parte inferior y media, la parte superior buena roca. Te mueves bastantes metros por roca mala, hueca, cada paso te lo piensas, es fácil, yo fuí recto, casi común con Pecadillu, que recordaba su recorrido y sus sonidos, y aquí es donde tengo la primera duda. Si Pecadillu el primer largo lo marca de 6a+, y Anfepaz el primer largo lo marca la guía de V, y yo prefiero ir recto y lo más pegado posible a Pecadillu, ¿donde está el V? Igual estoy miope, además de calvo. El primer largo no tiene seguros fijos.

Llegas a la reunión, dos chapas, spits con chapas Calma (como en toda la vía), de estas que solo entran un mosquetón, se puede reforzar si quieres y colgar un camión.
El siguiente largo es el chungo en cuanto a dificultad, tras un par de metros, la roca se vuelve impresionantemente perfecta, y de aquí hasta el final de la vía. Largo equipado con 5 spits, todos ellos con el tornillo totalmente oxidado, no las chapas, es suficiente para este corto largo de 6c+, hay que navegar un poco entre seguro y seguro. La reunión a la derecha, también de sptis.

El tercer largo es fantástico, la guía marca de 6a, será 6a si vas de chapa a chapa (que tampoco es que estén cerca), es otra de mis dudas, sin embargo la calidad de la roca es...perfecta. Una belleza de largo, increíble.

Cuarto largo, menos mal que solo se necesita un friend del 2, es fácil, pero no hay seguros en todo el largo.

Un par de largos perfectos, de roca impresionante y ya totalmente de acuerdo con todo lo publicado, salvo que hay que llevar cintas para puentes de roca y algún friend más, te dejan en una repisa en donde te vas a las derecha para subir a cumbre por la canal o buscar los rápeles de la Sur.

Como adevertencia, todos los seguros fijos, spits, son del año 86, la mayoría de los tornillos en un estado de óxido muy elevado, las chapas, Calma, son del mismo año.

En la base de la cara Sur.
 De vuelta para la furgo y para casa.

lunes, septiembre 10, 2012

Revilla, que maravilla

Unos kilómetros al norte de Aínsa, entre Lamiana y el pueblo de Revilla, en el margen derecho de la carretera según se va al pueblo nos podemos encontrar con un muro en forma de vaso, en medio una cascada, por el verano seca.

Desde hace años, desde que Aitor me pasó la información, somos fieles peregrinos a esta zona, el motivo principal es la tranquilidad del lugar, la belleza del entorno y la poca gente que suele estar escalando en sus muros, en los días que estuvimos este año, solo un par de fuertes cordadas italianas compartieron con nosotros el espacio.

El muro, es muy bueno, siempre desplomado o muy desplomado, chorreras, tacos y todos los recorridos técnicos, alegre pero bien equipado, el grado muy apretado... todo ello, además de la lejanía de nucleos de población crea un ambiente único.

Encima del pueblo de Revilla, hay más muros, verticales y ligeramente desplomados, son aptos para los días fríos, su orientación al Sur hace que los días de verano sean un horno escalar en ellos.

En las noches, para cenar y dormir, lo mejor es Lamiana, un lugar con encanto y excelente comida.


Mauro Corona, en su libro Fantasmas de piedra, escribe:
"La gente, ocupada en ganarse la vida, hacer carrera, dinero, en sobresalir y tener éxito, camina con la cabeza baja, no tiene tiempo de levantar la vista para que le dé la hora el cielo que se proyecta en la sombra del reloj del sol".

En este valle, siempre levantas la vista, siempre te maravillas con lo que ves, siempre tienes ganas de volver.



lunes, septiembre 03, 2012

Buenos momentos en el monte

Revisando la tarjeta de fotos que me ha pasado Damián, es curioso apreciar que son las sonrisas lo que priman, lo cual no quiere decir que no haya momentos de tensión. Elijo algunas fotos de actividades que realizamos juntos en el mes de agosto.




Me es grato recordar, rapelando el Picu, el encuentro con una cordada formada por una madre e hija de no más de quince años, de Navarra. Me es grato recordar una cordada formada por un matrimonio francés, él de más de setenta años, ella a punto de cumplirlos, subiendo por la Cepeda, y bajando rapelando a todo lo que daban porque nos pillaba una tormenta.

Preparando uno de los proyectos del verano, buscando referencias claras para orientarnos con niebla y la noche, controlando tiempos, nos dimos un paseo por Andara, un paseo en que subimos a la Morra y posteriormente encadenamos por la arista, siempre con el Duje a nuestro lado izquierdo, todas las cumbres hasta llegar de nuevo a Jitu Escarandi, arista en ocasiones con roca de dudosa calidad, no por ello deja de ser interesante y muy bella.



Y finalizo con una serie de fotos, que tienen que ver con el post anterior, unos excelentes momentos, sin duda alguna.